APOLOGETICA

1.Fe y doctrina
2.¿Cuál es la diferencia?
3.Nueva Era, masonería y gnosticismo
4.Testigos de Jehová I
5.Testigos de Jehová II
6.Adventistas, mormones y otros
7.Conclusiones
3.Nueva Era, masonería y gnosticismo

En este tiempo que nos encontramos recorriendo es necesario “sacar a la luz las obras de los que pertenecen a la oscuridad” (Ef 5,11), debido a que “Dios es luz y en Él no hay ninguna oscuridad” (1 Jn 1,5). La luz es símbolo de la santidad, la verdad y la vida, y la oscuridad, símbolo del pecado, la mentira y la muerte.

Imagen

Gnosticismo

El gnosticismo es un movimiento filosófico religioso racionalista, con tendencias exclusivistas de origen griego que se remonta a los orígenes del cristianismo. La palabra gnosis, significa “conocimiento”. Todos los grupos gnósticos pretendían que poseían una gnosis o “conocimiento secreto”, un conocimiento especial sobre los secretos del universo. Ellos creían que unos pocos selectos tenían el derecho para llegar este “conocimiento secreto”, los cuales serian alumbrados o instruidos. Para ellos este conocimiento no era producto de un esfuerzo intelectual, sino era el resultado de la revelación divina y este conocimiento o gnosis era la redención.

Para ellos Cristo no era el Dios Hombre, el Verbo de Dios; era un ente más que con el “conocimiento” que trajo de Dios, el hombre se podría salvar y por tanto, el gnosticismo niega el sacrificio expiatorio de Cristo y la necesidad de Él, niega también la Encarnación, muerte y resurrección de Jesús. Estos conceptos paganos penetraron en la Iglesia a principios de la era cristiana. Por esta razón, el apóstol Pablo en la carta a los Colosenses insiste en la divinidad de Cristo (Col 1,12-20; 2,3-5) al igual que el apóstol Juan (Jn 1,1-18).

El gnosticismo produjo sectas en el seno de la Iglesia como los docetistas, monarquistas (antitrinitarios) y se levantaron hombres dentro de la Iglesia con estas herejías como Basilides, Cerinto, Valentin y Marción. Pero también se levantaron verdaderos apologistas, hombres de Dios que, con exposición bíblica clara, desenmascararon estas herejías como Justino Mártir, Ireneo, Tertuliano, Hipólito y otros. El enfrentamiento de Pablo con los gnósticos, algo poco estudiado, constituye uno de los capítulos más brillantes de su trayectoria teológica. Fue un formidable adversario del gnosticismo y creo que su papel fue decisivo para impedir que el cristianismo sufriera mayores estragos.

La Edad Media y el influjo posterior del gnosticismo en la masonería y el rebrote del ocultismo en los siglos XIX y XX, son capítulos que llegan hasta nuestros días y nos sitúan frente a la realidad del tiempo que nos toca vivir como cristianos.

Nueva Era o New Age

En los dos últimos siglos del pasado milenio se han producido repetidos intentos por recuperar la herencia gnóstica y muchos de sus elementos han sido retomados por el movimiento de la Nueva Era; una corriente cultural que utiliza claves de expresión de corte esotérico, ocultista y satanista que constituye una de las principales amenazas contra el cristianismo de nuestro tiempo.

Desde hace treinta años se viene formando una ola cultural/filosófica/religiosa que pretende reaccionar contra el presente estado de la humanidad y empujar la humanidad hacia una nueva conciencia, hacia una nueva forma de ser espiritual. A esta ola le llamamos la Nueva Era (New Age) y, hoy por hoy, no hay ningún aspecto de nuestra vida que no ha sentido sus efectos de alguna forma.

Las ideas y los objetivos de la Nueva Era recogen elementos de las religiones orientales, el espiritismo, las terapias alternativas, la psicología trans-personal, la ecología profunda, la astrología, el gnosticismo y otras corrientes. Los mezcla y los comercializa de mil formas, proclamando el inicio de una nueva época para la humanidad. Pero, en el fondo, no es más que otro intento vano del hombre de salvarse a sí mismo haciendo promesas que no puede cumplir y atribuyéndose poderes que no posee.

Algunas de las organizaciones internacionales que se dedican a temas de esoterismo comercial y popular, como promotores de la Nueva Era, son las siguientes:

-La Sociedad Teosófica: fundada en 1875 en Nueva York por la rusa Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891), espiritista y médium. Su doctrina es una mezcla de espiritismo, ocultismo, principios gnósticos y espiritualidad oriental. Las creencias principales de la Sociedad incluyen la reencarnación, la comunicación con maestros desencarnados, el yoga, la astrología. Puede considerarse que es una de las precursoras del movimiento actual de la Nueva Era.

-Nueva Acrópolis: fundada en Argentina en 1957 por Jorge Angel Livraga. Es un grupo ocultista y gnóstico inspirado principalmente en los escritos de Blavatsky y una mezcla de los conceptos de pensadores antiguos. Sus miembros buscan un estado espiritual superior a través de sugestivas ceremonias de iniciación y la utilización de muchos símbolos y ritos típicos de grupos paramilitares.

-Control Mental Silva: fundado en Laredo, Texas en 1966 por José Silva (n. 1914), consiste en cursos breves de técnicas de control interno y concentración por las que se busca controlar las ondas mentales hasta alcanzar la Sobre-Conciencia o el dominio total de sus estados mentales. El método contiene elementos de espiritismo y sutilmente lleva sus practicantes al panteísmo. Maneja muchos conceptos fundamentales de la Nueva Era y centra la esperanza de salvación en los poderes mentales del hombre. A pesar del hecho de que muchos de los maestros del método hablan un lenguaje "cristiano" y aseguran a sus clientes que el método les ayudará en su vida espiritual, hay elementos substanciales del programa incompatibles con la fe cristiana. Ultimamente la organización Silva en México se ha dedicado a recabar firmas de sacerdotes y monjas que aprueban el método para facilitar su promoción en ámbitos católicos.

-Meditación Trascendental: fundada en 1958 por Maharishi Mahesh Yogi en India pero no se popularizó hasta 1967, gracias a la publicidad ofrecida por los Beatles y otros artistas famosos de la contra-cultura de los años 60. En su doctrina, que nace del hinduismo, se busca la iluminación de la conciencia por la reflexión personal mediante la repetición de mantras (palabras sagradas) y ritos religiosos. Implícitos en las enseñanzas de la MT son el rechazo de doctrinas esenciales al cristianismo (un Dios personal, la Encarnación, la Resurrección, etc...) la veneración del Maharishi y del Guru Dev como santos y mensajeros divinos.

-La Gran Fraternidad Universal: fundada en 1948 en Caracas por el francés Serge Reynald de la Ferriére (1916-1962), quien era muy activo con grupos de teosofía, astrología y la masonería. Su doctrina se basa en prácticas astrológicas, esotéricas y ocultistas, y afirma que todas las religiones son iguales, aunque favorece creencias y prácticas hindúes. Presenta un sincretismo religioso que apela a una ciencia superior que es la verdadera base de toda religión.

-La Iglesia de Cienciología / Dianética: fundada por L. Ron Hubbard (1911-1986), novelista de ciencia-ficción que en 1950 publicó Dianética: La ciencia moderna de la salud mental, un manual de autoconocimiento y desarrollo de potencialidad humana basada en el análisis de experiencias previas al nacimiento. Las asociaciones de médicos más prestigiosas de los EE.UU. han condenado repetidamente las teorías y las terapias de la Dianética como totalmente carentes de base científica y dañinas para la salud mental. Su teoría es que todos los males humanos son causados por "engramas" o cargas negativas que se graban en lo inconsciente del hombre y provocan estragos continuos. Para librarse hace falta una "audición" de parte de un experto que recomendará una serie de cursos que supuestamente llevará al cliente al estado de "claro" o libre de "engramas". La reencarnación y las experiencias extracorporales forman parte de la doctrina de la secta. Hubbard también tiene escritos que atacan duramente al cristianismo.

La Iglesia de Cienciología ha sido definida como una secta destructiva y belicosa y sostiene muchas asociaciones de carácter social y humanitario para lograr mayor aceptación en la sociedad, por ejemplo: Narcanon y la Comisión Ciudadana de los Derechos Humanos.

imagen

Masonería

Podríamos definir la masonería como una gran sociedad esotérica y secreta de corte iniciático. Propiamente hay que fechar el origen de la masonería en el siglo XVIII (aunque había tenido precedentes en la “Royal Society” fundada en 1662), dotada de un contenido ocultista indiscutible. No deja de ser inquietante el hecho de que algunos de los más preclaros ideólogos masones no sólo hayan sido ocultistas, sino abiertamente satanistas como es el caso de Albert Pike, autor de “Morals and Dogmas”, uno de los textos clásicos actuales de la masonería.

La masonería hoy sigue siendo desconocida para el gran público, a pesar de tratarse de un fenómeno de especial importancia en la historia universal; precisamente, este silencio consciente la ha convertido en la sociedad secreta más influyente.

Su extraordinario peso en las revoluciones del siglo XIX y en las grandes crisis del siglo XX, además de su aporte espiritual y su conexión ocultista convierten a la masonería en un fenómeno tan inquietante como interesante, objeto de una necesaria reflexión cristiana.

El papel representado por la masonería en la configuración de algunas de las sectas contemporáneas más importantes es considerable e indiscutible; la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones) fue fundada por el masón Joseph Smith en 1830; los adventistas del Séptimo Día fue fundada por Ellen White, que participó de la masonería de su época, en la década de los 40 del siglo XIX; los Testigos de Jehová (Sociedad Watchtower) tuvieron como fundador a un masón llamado Charles Taze Russell, creándola a finales del siglo XIX. Ninguno de estos pretendidos profetas de Dios fueron excepciones, ya que se trató de manifestaciones repetidas de la forma en que la cosmovisión gnóstica y ocultista de la masonería dio a luz movimientos y grupos que pretenden conocer los secretos escondidos y tener la verdad.

Más información

Si quieres más información acerca de estos temas, puedes consultar los siguientes enlaces:

Gnosticismo y reencarnación
.
Sobre la Nueva Era
.
La masonería
.
El mundo de lo secreto
.
¿Qué es una secta?
.